Google+ Followers

domingo, 9 de septiembre de 2012

¡Cuidado con la serpiente enroscada: el Yoga Kundalini!


El yoga kundalini es un sistema pernicioso tanto para la salud física como mental y espiritual.

Estamos en presencia de un gran engaño, todo lo contrario a lo que prometen los gurúes orientales. A grandes rasgos ellos nos dicen que esta técnica de meditación nos va a ayudar a nuestro ser interior, a enfrentar la vida con más confianza en nosotros mismos y además mejora la relación con nuestros semejantes.

Pero ¿qué es en realidad el yoga kundalini?
 Es una práctica hindú que tiene el objetivo de liberar “la diosa serpiente” (kundalini) enroscada en la base de la espina dorsal. Asunto éste que estos maestros se cuidan mucho de no decir pero con un poco de investigación cualquier persona se puede enterar.  Ya la definición nos muestra de por sí lo absurdo de esta enseñanza y que está impregnada de conceptos religiosos venidos del oriente y ocultistas.

Según ellos el dominio del arte del Kundalini conduce a la unión con Brahma, la deidad interior de los hindúes. Pero los expertos en yoga reconocen sus peligros: ¡la serpiente puede morder, causar dolor, quemar, enfermar y hasta causar la muerte a sus practicantes!
Por eso decimos:   ¡Cuidado!

“Este sistema está asociado al hatha yoga o yoga del esfuerzo, donde ha, significa sol y tha, luna que representan respectivamente las energías positiva y negativa de la naturaleza.
 Estas deben ser unidas en un perfecto equilibrio y subyugadas al propio yo.
 La “energía positiva” se asocia con el dios Visnú, y se cree localizada en la bóveda craneana.
 La “energía negativa” se vincula con la diosa Kundalini (nombre que significa “la enroscada”) y se localiza en el coxis.

Por medio de ejercicios y posturas se pretende lograr que la energía negativa, Kundalini, ascienda como una serpiente por la columna vertebral, vitalizando en su ascenso cinco supuestos centros vitales o chakras, zonas en la que se encontraría la energía corporal.”

Con esta pequeña exposición pretendemos demostrar la falacia de este sistema que no sólo va en contra de los principios cristianos, sino que como dijimos antes está impregnada de conceptos religiosos los cuales tenemos que aceptar para que la técnica produzca los resultados deseados.

 Los cristianos somos monoteístas, creemos que Jesucristo es Dios.
Este sistema está basado en una religión politeísta de dioses y diosas. Otros supuestos que incluye este paquete son: La reencarnación, la ley del Karma, centros vitales de energía o chakras, etc, etc…

Si bien la mayoría de quienes se acercan al yoga lo hacen en busca de bienestar físico, es conveniente tener en cuenta que las técnicas del yoga fueron desarrolladas a lo largo de siglos con propósito manifiestamente religioso que es el de alcanzar el ideal religioso del hinduismo, la liberación.

 Del mismo modo bajo el manto del hinduismo se cobijaron todo tipo de creencias superticiosas, astrología, el más descarado politeísmo, e incluso prácticas paradójicas como la de considerar sagradas a las vacas al tiempo que se sacrificaban a los niños y se quemaban a las viudas junto con sus difuntos esposos.

 Los sacrificios humanos perduraron hasta el siglo XIX y su fin se debió a la labor del misionero cristiano William Carey. Claro está que el hinduismo de exportación ha sido cuidadosamente podado de estas cosas que repugnarían a la conciencia occidental.

El único que nos puede dar una paz verdadera es Jesucristo, él dijo:

"Les voy a dejar un regalo: paz en el alma.
La paz que doy no es frágil como la paz que el mundo ofrece.
Nunca estén afligidos, ni temerosos"    Juan 14:27

Esa paz que Jesucristo nos da es, sobrenatural, (viene de Dios), permanente, interna, no depende de las circunstancias por las cuales estemos atravesando, en cambio la paz que nos ofrecen a través de las terapias orientales es frágil.

"No se afanen por nada; más bien oren por todo. Presenten a Dios sus necesidades y después no dejen de darles gracias por sus respuestas. Haciendo esto sabrán ustedes lo que es la paz de Dios, la cual es tan extraordinariamente maravillosa que la mente humana podrá jamás entenderla.
Su paz mantendrá sus pensamientos y su corazón en la quietud y el reposo de la fe en Jesucristo." Fil: 4:6-7

No hay comentarios:

Publicar un comentario