Google+ Followers

viernes, 23 de noviembre de 2012

La Muerte de los Estados Unidos


Posted: 04 Oct 2012 10:12 PM PDT 

Los Estados Unidos están acabados. Como nación le hemos vuelto nuestra espalda a Dios. Lo hemos expulsado de nuestras escuelas y de la arena pública. Le hemos declarado que se esté fuera de los límites.
Nuestro Rechazo de Dios
Le hemos dado una patada a Aquel que nos hizo grandes y que nos colmó de bendiciones. Estamos en proceso de convertirnos en una nación completamente secular y pagana. Y, en el proceso, estamos cortejando la ira de Dios.
§ Desde 1973 hemos asesinado a nuestros bebés en el vientre de sus madres a una tasa de 4,000 por día, para un total de casi 60 millones, y su sangre clama por venganza.
§ Consumimos más de la mitad de todas las drogas ilegales producidas en el mundo, sin embargo, constituimos sólo el 5% de la población mundial.
§ Gastamos 2.8 billones de dólares en pornografía por Internet, que es más de la mitad del total mundial de 4.9 billones.
§ Nuestro porcentaje de parejas que cohabitan se ha multiplicado por diez desde 1960, totalizando más de 12 millones de parejas de hecho en la actualidad. 
§ Nuestra tasa de divorcio es la más alta de cualquier nación en el mundo. 
§ Cuarenta por ciento de todos nuestros hijos nacen de madres solteras.
§ Gastamos más de 100 billones de dólares por año en juegos de azar.
§ Nuestro principal problema de drogas es el alcohol, produciendo más de 17.6 millones de adultos que son alcohólicos o que tienen problemas con el alcohol.
§ Nuestra nación se ha convertido en un adicto a la deuda, dirigiendo al mundo tanto en deuda pública como en deuda personal.
§ La blasfemia del nombre de Dios, Su Palabra y de Su Hijo se ha vuelto común en nuestros medios de comunicación. 
§ Somos el contaminante moral del planeta tierra a través de la distribución de nuestros programas de televisión y películas inmorales, violentos y blasfemos.  
§ Hemos abandonado a la nación de Israel, exigiendo que entreguen el núcleo de su tierra y que dividan su capital. 
Las Consecuencias de la Rebelión

Nos hemos convertido en una nación que llama a lo bueno malo y a lo malo bueno (Isaías 5:20). Y estamos pagando el precio:

§ Nuestras escuelas se han convertido en escenarios de violencia mortal. 
§ Nuestra población carcelaria está aumentando de forma exponencial, de 500,000 en 1980 a más de 2.5 millones en la actualidad. Más de 7.2 millones de nuestra gente está bajo alguna forma de supervisión correccional. 
§ Más de 1.5 millones de nuestras mujeres se reportan como víctimas de violencia doméstica cada año y se estima que la mayoría de casos nunca son reportados. 
§ Actualmente estamos promediando más de 3 millones de casos de abuso infantil cada año, involucrando a 6 millones de niños. 
§ Experimentamos más de 12 millones de crímenes cada año, más que cualquier otra nación en el mundo. 
§ La violencia entre los adolescentes ha aumentado exponencialmente, con jóvenes matándose entre sí por un par de zapatos de tenis. 
§ Las pandillas están aterrorizando nuestras ciudades. 
§ Incluso los mejores de nuestros barrios ya no son seguros, lo que nos obliga a proteger nuestros hogares con sistemas de seguridad y armas. 
§ Nuestro dinero se está volviendo cada vez más inservible. 
§ Nuestra economía está siendo estrangulada hasta la muerte por un montón de deudas que está más allá de la comprensión. 
§ Nuestras grandes corporaciones y sindicatos son esclavos de la avaricia. 
§ Nuestra sociedad se ha dividido profundamente, fragmentada entre grupos rivales definidos por factores raciales, religiosos y económicos. 
§ Nuestras familias están siendo destruidas por una epidemia de divorcios. 
§ Nuestra industria del entretenimiento consiste de vulgares divirtiendo a bárbaros. 
§ Uno de nuestros negocios de más rápido crecimiento es la práctica pagana de tatuarse y perforarse el cuerpo. 
§ Nuestras universidades y medios de comunicación están controlados por izquierdistas radicales que desprecian a Dios. 
§ Nuestro gobierno federal se ha vuelto muy pesado con burócratas que son insensibles a los contribuyentes. 
§ Nuestros políticos están más preocupados con el poder que por el servicio. 
§ Todos los niveles del gobierno se han vuelto cada vez más opresivos, tratando de regular todos los aspectos de nuestra vida. 
§ La tributación se ha convertido en algo de naturaleza confiscatoria. 
§ Nuestro sistema legal ha sido secuestrado por activistas que desean imponer su voluntad sobre el pueblo, sin importarles lo que el pueblo desea. 
§ Nuestra libertad de expresión está siendo amenazada por la legislación de los “crímenes de odio”. 
§ Nuestras formas de deporte se están volviendo cada vez más violentas, que nos recuerdan a los gladiadores de la antigua Roma. 
§ Nuestra sociedad se ha obsesionado con las estrellas, interesada más en celebridades que en personas de integridad. 
§ Nuestras iglesias están atrapadas en una epidemia de apostasía mientras dejan de lado la Palabra de Dios en un esfuerzo para acomodarse al mundo y obtener su aprobación. 
§ Estamos experimentando un gran desastre natural tras otro en volumen y ferocidad sin precedentes. 
§ Hemos llegado a estar afectados con una plaga de perversión sexual, produciendo un ejército de militantes homosexuales de línea dura.

En resumen, somos un pueblo que nos hemos vueltos insensibles al pecado y, en el proceso, nos hemos olvidado de cómo ruborizarnos (Jeremías 6:15).
§  Cristianismo Cultural
§   
§  Una abrumadora mayoría de los estadounidenses (85%) dicen ser cristianos, pero la evidencia del Cristianismo en la mayoría de ellos es casi nula. Compran billetes de lotería, frecuentan películas con clasificación R [restringida – ed.], ven programas basura en la televisión, compran pornografía, idolatran a músicos crudos y vulgares, frecuentan clínicas de aborto y compilan una tasa de divorcio igual a la de los que no son cristianos.
§   
§  Son lo que podríamos llamar “Cristianos Culturales” – nacidos en una familia cristiana, criados para ir a la iglesia, pero sin ninguna relación personal con Jesús.
§   
§  Otra característica de los Cristianos Culturales es que rara vez (o nunca) leen la Biblia. Esto ha ocasionado una crasa ignorancia y la ruina de la doctrina.
§   
§  Cristianismo Evangélico
§   
§  La ignorancia de la Palabra de Dios se ha hecho realidad incluso en el caso de los Cristianos Evangélicos, las mismas personas cuya identidad en el pasado estuvo vinculada a su dependencia de la Biblia como su autoridad máxima en todas las cosas.
§   
§  Encuestas realizadas por el Barna Group revelan que entre aquellos que afirman ser evangélicos hoy en día:
§   
§  19% están viviendo con una pareja fuera del matrimonio
§  37% no creen que la Biblia sea totalmente precisa
§  45% no creen que Jesús fue sin pecado
§  52% no creen que Satanás sea real
§  57% no creen que Jesús sea el único camino a la vida eterna
§  57% creen que las buenas obras juegan un papel en la obtención de la vida eterna
§   
§  Como se puede ver en estos resultados de la encuesta, el término, Evangélico, ha perdido su significado.
§   
§  Confusión Cristiana
§   
§  No es de extrañar que tengamos a cristianos profesantes votando por candidatos que promueven la homosexualidad, el matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto y los juegos en los casinos. O cristianos profesantes que votan por codicia por el candidato que más les ofrece, sin importar el estilo de vida miserable o las creencias acerca de cuestiones sociales y morales de la persona. O cristianos profesantes que votan sobre la base de la raza o el origen étnico, sin tener en cuenta los puntos de vista del candidato en relación con cuestiones morales vitales.
§   
§  Encuestas de opinión pública referentes a las creencias fundamentales del Cristianismo consistentemente revelan que el número de los verdaderos cristianos creyentes en la Biblia en Estados Unidos es hoy en día de menos del 10%. No es de extrañar que durante los pasados 50 años nuestra sociedad se haya secularizado y paganizado tan rápidamente.
§   
§  Somos una nación agitando nuestro puño contra Dios. Estamos literalmente clamando por el juicio de Dios. Dios ha sido muy paciente con nosotros, como lo es siempre. Considere las palabras del profeta Nahúm:
§   
§  Jehová es Dios celoso y vengador; Jehová es vengador y lleno de indignación; se venga de sus adversarios, y guarda enojo para sus enemigos. Jehová es tardo para la ira y grande en poder, y no tendrá por inocente al culpable. (Nahum 1:2-3a)
§  Los Pasos a la Destrucción
§   
§  El primer capítulo de Romanos revela cómo Dios trata con una nación rebelde. El retrocederá, bajará el vallado de protección y permitirá que el mal prospere. El primer resultado de esta acción será el estallido de una revolución sexual que tuvo lugar en esta nación en la década de los 60’s.
§   
§  Si la nación se niega a arrepentirse, Dios dará un segundo paso hacia atrás, bajará la cobertura de nuevo y una plaga de homosexualidad se desatará (Romanos 1:26-27). Eso ocurrió en nuestro país en la década de los 80’s y se aceleró en la década de los 90’s.
§   
§  Si la nación continúa en su pecado sin ninguna señal de arrepentimiento, Dios retrocederá una tercera vez, bajará la cobertura de nuevo y la sociedad será entregada a una “mente depravada” que dará lugar a su destrucción (Romanos 1:28-32).
§   
§  Ha llegado el momento para que Dios nos entregue a una mente depravada – a entregarnos del juicio a la destrucción. Hemos llegado al punto de no retorno, que es identificado por los profetas bíblicos como el punto donde “la herida no puede ser curada” (Jeremías 30:12; Miqueas 1:9 y Nahúm 3:19).
§   
§  Nuestro Tipo Profético
§   
§  Sólo otra nación en la historia ha sido tan bendecida como la nuestra y ésa fue la antigua Judá. Al igual que nosotros, se rebelaron contra el Dios que los había bendecido tan ricamente. Y al igual que nosotros, Dios envió profetas para llamarlos al arrepentimiento. Cuando se negaron, Él los golpeó con juicios correctivos.
§   
§  Cuando persistieron en su rebelión, Dios los entregó del juicio a la destrucción, permitiendo que los babilonios los conquistaran y que se los llevaran lejos de su tierra en cautiverio.
§   
§  El destino de Judá provocó dos de los versículos más tristes en la Biblia:
§  Y Jehová el Dios de sus padres envió constantemente palabra a ellos por medio de sus mensajeros, porque él tenía misericordia de su pueblo y de su habitación. Mas ellos hacían escarnio de los mensajeros de Dios, y menospreciaban sus palabras, burlándose de sus profetas, hasta que subió la ira de Jehová contra su pueblo, y no hubo ya remedio (2 Crónicas 36:15-16).
§   
§  Podemos experimentan un avivamiento temporal, como hizo la antigua Judá cuando el justo rey Josías sucedió al rey monstruo Manasés (2 Crónicas 34-35). Pero cuando Josías fue asesinado, la nación se sumió de nuevo en la tiniebla espiritual y pronto dejó de existir (2 Crónicas 36). El mal simplemente se había vuelto muy arraigado en el tejido de la nación.
§   
§  Como la antigua Judá, nuestro destino está sellado. Nuestro colapso será tanto repentino como abrumador. ¿Por qué Dios nos debería tratar de manera diferente? Podemos estar seguros de que no lo hará.

§  Traducido por Donald Dolmus
§  En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org[atalayadejesus@gmail.com]
§  
§ 



1 comentario:

  1. Muy bonito articulo, lamentablemente esta totalmente fuera de foco, todo lo comentado en un gran porcentaje esta muy acertado, lo que el comentarista ignora es que entre USA y Gran Bretaña conforman la hermandad de Efrain y Manases, y todo lo que esta sucediendo en USA esta muy bien encajado dentro del Plan Maestro de Nuestro Padre, es necesario que antes del fin de esta dispensación de la tierra, y el regreso de Nuestro Señor Jesucristo, se cumpla la Apostasia, la mayor parte de los que se dicen ser cristianos hoy en día van apostatar, y se van a prostituir con él Anticristo, que les quede bien claro USA es la nación que Dios ha utilizado, utiliza, y seguirá utilizando, para proteger de una desgracia total de Sus hijos que no saben ni quien es su padre, investiguen un poco, quien posee y tiene el control de todas las puertas de sus enemigos? !Bingo! ESCRITO ESTA.........

    ResponderEliminar