Google+ Followers

jueves, 13 de diciembre de 2012

¿Qué eventos faltan para que Jesús vuelva a la Tierra?



Para contestar esta pregunta recurrimos a II Tesalonicenses 2:3-4, que nos indica claramente cuál es la secuencia cronológica de los acontecimientos antes del retorno de Cristo.Veamos que dice:

Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá, (Cristo) sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios”. II Tesalonicenses 2:3-4

Los tesalonicenses eran una comunidad cristiana fundada por el apóstol Pablo a mediados del siglo I, después de Cristo. Ellos creían que la segunda Venida de Cristo era inminente. El apóstol a través de esta carta, les explica que eso no era cierto, porque antes se tenían que dar dos acontecimientos:

PrimeroLA APOSTASÍA

Apostatar de la fe, significa apartarse o abandonar la fe. En los últimos días, muchos de la iglesia profesante se apartaran de las verdades bíblicas. Cuando esto suceda se viene la debacle.

Apostasía se puede interpretar como; “una revuelta agresiva y definitiva contra Dios, la cual preparará el camino para la aparición del hombre de pecado".
Al llevar artículo se da a entender que consistirá en algo único, como no se ha dado en el curso de la historia. Un enfriamiento tal de la fe que la gran mayoría de las gentes vivirá no sólo en forma prácticamente atea, sino que atacará violentamente a toda forma de religión teísta. 

Muy pronto, comunicar La Verdad pasará a ser ilegal pues será llamado "violencia verbal" una "amenaza discriminatoria" o una "amenaza a la libertad de creencia" o sencillamente se dirá que comunicar La Verdad [El Evangelio ] promueve el odio hacia grupos humanos.

¿Qué otro acontecimiento falta? Que el hombre de pecado se manifieste:

¿Por cuánto tiempo ejercerá su poder el Anticristo?
Aunque este personaje siniestro dirigirá al mundo por siete años, el dato importante que nos aporta la Biblia, es que la segunda parte de su gobierno será la más cruel:

 ¨También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses¨  Apocalipsis 13:5 (O sea tres años y medio)

LA GRAN TRIBULACIÓN: LA ÚLTIMA ESTACIÓN

 La última estación hacia la cual se dirige el tren con los habitantes de este planeta, es este período de gobierno del anticristo, también designado por el Señor Jesucristo como: ¨La Gran Tribulación¨. 

 “porque habrá gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo” Mateo 24:21.

De acuerdo a estas palabras del Señor, podemos llegar a la siguiente conclusión: NO HAY UN FUTURO PROMISORIO PARA LA HUMANIDAD

 El período de la tribulación terminará cuando Jesucristo vuelva a la tierra con poder y gran gloria (Mateo 24:29-30; Apocalipsis 19:11-16). 

En Mateo 24:29-30 leemos que inmediatamente después de la tribulación Jesucristo regresará a la tierra. Puesto que el regreso de Jesucristo es un evento futuro, que no ha sucedido aún, la tribulación también tiene que ser un evento futuro que aún no ha sucedido.

Gráficamente expresado sería:

LA APOSTASÍA    I               EL ANTICRISTO                     I  LA 2ª VENIDA DE CRISTO
                                          3 años y medio,  I   3 años y medio
                                        La Tribulación      La Gran tribulación

El libro de Apocalipsis, desde el capítulo 6 al 19, nos presenta una descripción detalla de los acontecimientos que se van a dar durante el período de siete años designado como la tribulación.

¿Cuál es la señal que nos indicará el comienzo de "la gran tribulación"?

En Mateo 24:15 el Señor Jesús dijo: 

Por tanto cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que hablo el profeta Daniel 
entonces los que estén EN JUDEA huyan a los montes…porque habrá entonces gran tribulación...” 

De acuerdo a este pasaje, podemos contestar que la señal será: la abominación desoladora 

Además Israel será el epicentro de los acontecimientos previos a la Segunda Venida de Cristo.


lunes, 10 de diciembre de 2012

EL HOMBRE DE PECADO

Parte de la carta del Apóstol Pablo a los Tesalonicenses (II de Tesalonicenses 2:1-12)
Respecto a la venida del Señor
Y ahora, ¿qué del retorno de nuestro Señor Jesucristo y de nuestro encuentro con Él? No se alteren ni se turben, hermanos, si llega a sus oídos el rumor de que el día del Señor ya llegó. Si oyen hablar de individuos que han tenido visiones o que han recibido mensajes de Dios acerca de esto, o si les hablan de alguna que otra carta que podamos haber enviado al respecto, no lo crean.
 No se dejen engañar, porque ese día no llegará hasta que dos cosas sucedan: primero habrá un período de rebelión extrema contra Dios, y entonces se manifestará el hombre de pecado, el hijo del infierno, el adversario de todo lo que se llama Dios o es objeto de culto. Este personaje se atreverá a ir y sentarse en el Templo de Dios y hacerse pasar por Dios.
Manifestación del hombre de pecado
¿No se acuerdan ustedes que les hablé de esto cuando estuve allá? Como recordarán también les dije que hay un poder que impide que ya esté aquí, y que no le permitirá venir hasta su debido tiempo.
La obra que va a llevar a cabo ya se está desarrollando, pero el hombre de pecado mismo no podrá venir hasta que lo que le detiene sea quitado de en medio. Entonces aparecerá aquel inicuo, pero el Señor lo consumirá con el soplo de su boca y lo destruirá con el resplandor de su venida.
Este hombre de pecado será instrumento de Satanás, y vendrá tan lleno de poder satánico que podrá engañar con extrañas manifestaciones y falsos milagros. Engañará por completo a los que marchan camino del infierno por haber dicho “no” a la Verdad, por haberse negado a creerla y amarla, lo cual los habría salvado. Dios les dejará creer de corazón aquellas mentiras, y luego los condenará por no haber creído a la Verdad y por haberse deleitado en el pecado.

Versión: La Biblia al Día, 1979
Sociedad Bíblica Internacional