Google+ Followers

sábado, 22 de septiembre de 2012

LOS FALSOS CRISTOS TAMBIÉN EXISTEN


El Señor Jesucristo nos advirtió que antes de su Segunda Venida iban a aparecer falsos Cristos. Tres veces en el discurso del monte de los Olivos,  de Mateo 24, nos exhorta a no dejarnos engañar por los  falsos profetas.

En Mateo 24:5 nos dice:
“Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.”

Y en Mateo 24:23
“Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán si fuese posible, aún a los escogidos.”

Y en Mateo 7:15
“Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”

A partir de estas declaraciones de Cristo podemos establecer ciertas premisas importantes:
En materia  religiosa, existe la verdadera religión y también religiones falsas que a su vez nos presentan falsos cristos. Estos serán muchos y engañaran a muchos. Su estrategia es el engaño. Se vestirán de tal manera, es decir su apariencia será tal, que ocultan su verdadera esencia. No todo lo que dice ser de Dios, es de Dios.

LA INVASIÓN
Es así que hoy en día, se están cumpliendo plenamente las profecías de nuestro Señor, y estamos siendo invadidos por estas religiones que nos presentan el Cristo Cósmico, el Cristo de la Nueva Era, (Un maestro ascendido), el Cristo Oriental, (un gurú, que en su juventud se fue a meditar al Oriente), el Cristo Extraterrestre, el Cristo de la energía universal, el Cristo de los Mormones, el de los Testigos de Jehová, los falsos teólogos de la prosperidad, etc.

Con esto derribamos el mito de que todas las religiones son iguales o que a través de cualquiera de ellas podemos llegar al mismo Dios.  Religiones hay muchas, tantas como sistemas religiosos pueda inventar el hombre, porque son creaciones humanas, pero el Cristianismo es uno sólo, porque es una revelación o creación de Dios. Cristo dijo: "Mi doctrina no es mía, sino del que me envió..." Queda claro que en religión, no todos los caminos llegan a Roma, porque El además dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre, si no es por mí”. 

Según el diccionario, el significado etimológico de Falso es:
Engañoso, falto de ley, realidad o verdad. Opuesto a la verdad

La mejor defensa contra la falsedad y los falsos maestros es- “conocer la verdad”. Para descubrir lo falso, estudie lo verdadero.
El famoso filósofo griego Sócrates dijo: “para que una línea este torcida, tenemos que tener una línea derecha como referencia”. Se puede aplicar este principio, también a las religiones.
La misma recomendación nos hace el apóstol Juan en una de sus cartas:
Amados no crean a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios o no, porque muchos falsos profetas han salido al mundo”  I Juan 4: 1
Con esta advertencia el apóstol nos recomienda analizar bien, antes de meternos en algo que tenga apariencia de religioso.

Entonces ¿cuál es el verdadero Cristo?
El verdadero Cristo es el que nos presenta  la Biblia. No tenemos otra alternativa que recurrir a ella para tener un conocimiento veraz de Cristo.
Su nacimiento, vida, muerte y resurrección la podemos conocer a través de los evangelios.
Las palabras que dijo, las enseñanzas que impartió, quedaron registradas en ella. 

Seleccionamos algunos pasajes de la Biblia que nos dan una idea de quién es Cristo.

I Juan 5:20
“Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna”.
Hechos 4:12
Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.
I Timoteo 2:5
Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.

Otros pasajes de la Biblia
“Cristo es la imagen misma del Dios invisible, y existe desde antes que Dios comenzara la creación. Es más, Cristo mismo es el creador de cuanto existe en los cielos y en la tierra, de lo visible y lo invisible. El mundo espiritual, con sus correspondientes reyes y reinos, gobernantes y autoridades, fue creado por El y para El.”
“Porque Dios quiso que en el Hijo habitara la plenitud divina… En el yacen escondidos los inmensos e inexplotados tesoros de la sabiduría y el conocimiento”
No dejen que nadie les dañe esa fe y ese gozo con filosofías erradas y huecas, basadas en tradiciones humanas y no en las palabras de Cristo. Porque en Cristo hallamos la plenitud de Dios encarnada en un cuerpo humano. Teniendo a Cristo lo tienen todo y al estar unidos con El, están llenos de Dios. Además El es la potestad suprema y tiene autoridad sobre cualquier principado o potestad. (Colosenses 1:15-16,19; 2:3,8-10 B.D.)
“Antes que nada existiera, ya existía Cristo, siempre ha existido porque El es Dios. El creo todo lo que existe; nada existe que El no haya creado.”
En el libro de Hebreos dice: “En el pasado Dios habló a nuestros padres  muchas veces y de muchas maneras a través de los profetas (en visiones, sueños y aún cara a cara y les fue revelado poco a poco sus planes. Pero en estos últimos tiempos nos ha hablado a través de su Hijo, a quién instituyó heredero de todas las cosas y por quien creó el universo entero.”


La mejor manera de detectar una religión falsa es saber, ¿que dice acerca de Jesucristo?
¿Es Dios? ¿Murió por nosotros? ¿Resucitó? ¿Vendrá otra vez?
Si la respuesta es: No, a alguna de estas cuatro preguntas, entonces nos están presentando un falso Cristo.
Otra característica esencial que identifica a estos falsos profetas, es el amor al dinero. Si han construido un imperio comercial en base al despojo de sus seguidores, es porque son falsos, de cajón. Huya de ellos, cuanto más lejos mejor, "porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores" I Timoteo 6:10

No hay comentarios:

Publicar un comentario